Caballo de metal

Mi pequeño homenaje a aquellos que nos dejaron el 11M de 2004…
Atocha 11M

Caballo de metal,
que por vías recorrías,
el camino trazado,
por tu jinete día a día.
Amaneció el día,
el Sol no madrugo,
lo que debía ser rutina, charlas y sonrisas,
en silencio, gritos y lágrimas acabo.
Caballo de metal,
no fue el alimento quien te paro,
ni un oscuro precipicio,
o un error de tu señor.
El estruendo detonante,
la angustia y el dolor,
cortó tu recorrido,
destrucción alrededor.
Caballo de metal,
en la vía tu cuerpo quedo,
arrojados tus jinetes,
al terreno de la desesperación.
Porque no hay tinieblas sin luz,
ni esperanza sin desesperación,
cada uno que se salvaba,
celebrado en cada rincón.
cada nuevo caído,
una lágrima,
un llanto,
una vela, una flor.
Caballo de metal,
ellos ya inmortales son,
en su memoria un día,
en la memoria de todos inmortales son.
Caballo de metal,
aciago y maldito ese día,
que nadie puede negar que ocurrió,
que no ha caído en el olvido,
y ahora solo queda el recuerdo,
de algo que jamas ocurrir debió…

Amrith 2014

Facebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.