La historia de P

(Gracias P por querer que escribiese tu historia)

Recuerdo la historia de una amiga… fue hace tiempo, la ví un día, radiaba mas de lo normal,tire el cigarro y la dije…
¡chica! ¡¿tu está enamorada?!

Con una gran sonrisa me dijo… ¡SI!, ¿quien es el afortunado? cuando me lo dijo, me quede sorprendido, el”imposible”, increíble, se lo dije claramente; es un tren muy valioso, demasiado, no lo dejes marchar, cógelo y agárrate fuerte para no bajarte de el, sin duda es el que has estado esperando toda tu vida…
Me sonrió y dijo ¡por nada del mundo!

Al cabo de un tiempo, volví a encontrármela, andaba cabizbaja y sin brillo en los ojos, la ofrecí un cigarro y nos fuimos a tomar un cafe.
-¿que te pasa? ¿el curre,la familia…el..que? algo va mal no cabe duda, hacía mucho que no te veía así.
-¿te acuerdas de “el”?
-si, claro… (entonces encajo el puzzle), ¿¡NO!?
-si, le he dejado.
-pero… ¿por que? ¿era malo? ¿no te trataba bien….que ocurrió?
-Fui cobarde, le eche de mi vida sin darme cuenta de lo que hacía… era todo, lo mejor que me ha pasado nunca…
y le dije que no podía estar con el, que lo sentía mucho, pero que necesitaba pensar…
-¿y el que dijo?
-Nada, me miró, sonrió, me dio un abrazo, un beso y se marcho…
-Has dejado escapar el tren de tu vida, viéndote como estas no lo dudo… pero… anímate, porque si eres su vagón o su locomotora, volverá a pasar, si eso pasa… aprovecha esa segunda oportunidad, porque puede que no te den mas.

Hace ya un tiempo que no se de ella, pero la ultima vez que la ví, volvía a brillar, era feliz, y cogiendo su mano estaba… “el”, había vuelto a pasar, solo mirarles uno sentía que las cosas tenían que ser así, eran paz, eran armonía, el tópico de las mitades, las almas gemelas y el destino, en ellos se cumplía.

PD: Escucha siempre a tú corazón, el nunca te engañaría y te dirá donde y con quien quiere viajar por el resto de sus días.

Amrith 2010

Facebooktwittergoogle_plus

2 pensamientos en “La historia de P

  1. Alfonso Hermida

    ¡Qué bonito, Javier! ¡Y máxime sabiendo que se trata de una historia real!
    ¡Cómo me gusta dejar que mi corazón gobierne mi vida! Es duro, sí, saberse esclavo del corazón y no de la razón pero, a cambio, el premio es mayor: ¡Las emociones que recogemos en nuestro largo camino!

    Enhorabuena por el post.

    Alfonso

  2. Javier B

    Gracias Alfonso! cuando mi amiga me dijo escribe mi historia pero como sueles escribir,no tal como la cuento 🙂 decidi que merecía ser contada…por muy empalagosa que sonase.

    sabes?creo que si hiciesemos mas caso al corazón,seguramente nos fuese mejor,la logica,la razón muchas veces nos lleva a sitios que ella quiere y que no son lo mejor realmente para nosotros.

    Gracias a mi amiga P por en su dia decirme que escribiese su historia 🙂

    un abrazo Alfonso

    Javi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.