Una luz en la tormenta

¿Y si toda mi vida hubiese estado equivocado?¿y si siempre hubiese tomado la dirección y la decisión errónea?¿y si jamas hubiese hecho algo útil?

Preguntas que atormentan a cualquier ser humano, nuestra conciencia, nuestra engañosa mente, nos hace plantearnos estas cuestiones y muchas otras auto destructivas, que lo único que hacen es bajar nuestra autoestima, nuestras fuerzas y la seguridad en nosotros mismos.

Por que… y si fuese cierta alguna de estas preguntas o todas!nos auto condenaríamos a la depresión, la tristeza y todos eso sentimientos, los cuales tiran de nosotros hacia abajo, nos asfixian y finalmente nos anulan, siendo vulnerables a cualquier comentario, cualquier gesto, cualquier situación, que nos puede hundir aun más.

Pero he aquí la gran verdad, la esperanza y la realidad absoluta de todo ser humano… nos podemos equivocar y aprender de los errores, siempre podemos retomar el camino y ¡siempre!, repito siempre, hacemos cosas útiles, para nosotros, para los demás, que es lo que  ocurre en realidad, que somos estúpidos, aún con tanta inteligencia como se nos presupone, necesitamos palabras de ánimo, de reconocimiento y de ensalzamiento de nuestras virtudes, trabajo,decisiones…
Por eso creo, que lo primero es aprender a controlar nuestra mente, para que no nos engañe y ser mas fuerte que ella, segundo no necesitamos que nadie nos diga lo bien que lo hacemos (eso es un añadido) tenemos que ser conscientes de las cosas que hacemos bien y decirnos a nosotros mismos ¡ey! gracias a mi esfuerzo y confianza en mi y en mis posibilidades lo he logrado, y por último no dejar que nos afecten los comentarios o gestos negativos provenientes del exterior.

Por eso aún en los malos momentos, los malos tiempos o épocas de nubes negras sobre nuestras cabezas, tenemos que sacar nuestro rayo de sol, de esperanza, de esfuerzo y creatividad, para salir adelante y demostrarnos a nosotros mismos, que somos muy válidos, útiles y ricos en contenido, ideas y potencial para realizar las cosas.

Cree en ti mismo, en tus posibilidades y en tu aprendizaje, no hay mejor lección, que aprender a levantarse tras una caída.

Amrith 2012

Facebooktwittergoogle_plus

2 pensamientos en “Una luz en la tormenta

  1. Sandra Vallejo

    Wow, me acabo de despertar con parte de aquellas ideas en mi cabeza y, mira por donde me encuentro con tus palabras!! Gracias, por arreglarme la mañana, el día, la semana, el mes…Un abrazo, me gusta decir aquello de: "lo que das a los demás te lo das a ti mismo, lo que les quitas, te lo quitas a ti mismo" 🙂

  2. Javier B

    Vaya!me alegra muchísimo que te haya ayudado y si encima es para darte fuerza y arreglar un poquito la vida doble de contento 🙂

    Totalmente de acuerdo,no hagas a los demás lo que no te gustaría que te hiciesen y trata a los demás como te gustaría que te tratasen

    Muchas gracias por tu comentario,me has alegrado el día(con una sonrisa en la cara)

    un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.